claves-para-decorar-tu-boda

Claves para elegir la decoración de tu boda.

Con la primavera empieza oficialmente la temporada de bodas. Si te casas este año, a estas alturas habrás pensado en que como te gustaría que fuera tu boda, habrás mirado cientos de fotos, ideas y tipos de decoraciones. Horas y horas frente al ordenador mirando inspiración, a la búsqueda de la fotografía perfecta que te muestre lo que te ronda por la cabeza.

1.- Elige la temática de tu bodaAunque ahora mismo estés pensando que no quieres ninguna temática concreta, lo cierto es que la necesitas. Toda la decoración de la boda, necesitará un nexo de unión, un elemento en común que hará que todo tenga sentido. De lo contrario, parecerá un mercadillo de cosas variadas. Esto no quiere decir que tengas que hacer una boda de viajes, de películas, etc. Se trata de buscar un elemento  o estilo que seguirás en toda la decoración. ¿Os gustan las cosas antiguas, o más bien sois una pareja que os decantáis por lo moderno?, ¿os gusta una época en concreto? De esta forma, podréis decidir si vuestra boda será vintage, rústica, industrial, de los años veinte…

2.- Elige los colores para tu gran día. Es importante que previamente, os sentéis a elegir que colores serán los protagonistas para vuestro gran día. Si os gustan los colores fuertes, como el rojo, el negro o el fucsia, os recomiendo usar otro color más suave para que contraste. Si preferís colores más suave, podéis elegir hasta tres colores siempre que sean del mismo tipo. Es decir si escogéis un azul pastel, el resto de colores tendrá que ser pastel también.

Una vez que tengáis los colores elegidos, intentar respetarlos en la medida de lo posible. La idea es resaltar la belleza del entorno y de los materiales contrastando los colores de su alrededor. Si mezclas demasiado, por muy bien que se vean  las fotos de pinterest, parecerá que en lugar de tu boda estás en un circo.

3.- Siempre menos es más. Para una novia nunca es suficiente, quieres que tu gran día sea perfecto y quieres todos los rincones que has ido viendo en las redes sociales. Pero cuidado, no es lo mismo la teatralidad de una sesión de fotos, que una boda real. Si te pasas con la decoración, parecerá una fiesta de cumpleaños infantil. Si llega un momento en que te estás preguntando si llevas demasiada decoración, entonces es que sí, realmente la llevas. Si pones demasiados rincones sin ton ni son, la gente irá de un lado a otro y se sentirá cansada de tanta sorpresa. Sí, las sorpresas también cansan.

estilos-decoracion-boda

4.- Realiza las manualidades con tiempo. Te pasas horas y horas mirando foros de novias, y cada manualidad o detalle que ves, quieres lanzarte ha hacerlo. Mejor empezar las pruebas con tiempo. Todo no se nos da bien a todas y pronto comprobarás, que el ramo tan mono de flores de papel que intentas hacer, no se parece nada a la fotografía que viste, o si, pero mejor empezar con tiempo para poder rectificar o desechar la idea.

5.- Elige quien te ayudará con la decoración. Lo ideal es que puedas contratar los servicios de una wedding planner para que se encargue de la decoración y poder estar relajada tanto los días previos, como el día de la boda. Si no puedes hacerlo, tendrás que delegar en alguien de tu confianza esta tarea. En algunos sitios, siempre que no tengan otra boda te dejarán ir a decorar el día anterior. Si tu boda la celebras en un salón, puedes aprovechar para montar el candy bar o la decoración del salón. Podrás montar la decoración de las mesas a excepción de las flores, que se colocarán el mismo día para evitar que se pongan marchitas por el calor o la falta de luz.

Te aconsejo que no decores el día anterior la parte que se celebre al aire libre, porque pueden surgir lluvias inesperadas o accidentes que pueden arruinarte todo el trabajo. Tampoco te recomiendo que el día de la boda te pongas a decorar tu misma la finca. Ese día debes descansar, y estar lo más relajada posible. Ten en cuenta que la peluquería y el maquillaje se llevarán muchas horas del día.

Lo mejor que puedes hacer es confiar en una amiga o familiar para que se ocupe de la decoración. Haz fotos de todos los rincones tal y como los quieres montar y en que lugar del espacio lo quieres. De esta forma, le será más fácil poder seguir tus indicaciones.

Montar una boda nos lleva muchas horas, aún siendo un equipo de personas. Ten lo en cuenta a la hora de elegir tus rincones decorados. Mejor pocos bien puestos, que muchas cosas mal acabadas.

6.- Ten siempre un plan B en caso de lluvia. Nadie quiere que le llueva en su boda, lo se. Pero aún así, se previsora y piensa en que ocurrirá con los espacios de la boda si llueve. Mejor tener instrucciones de que hacer en ese caso, que tener que improvisar porque el tiempo sea malo. Es muy importante saber en caso de lluvia donde se celebraría la ceremonia, el coctel o la barra libre. ¿Encajan esos espacio alternativos con la decoración? Quizá en caso de lluvia tengas que prescindir de algunos elementos. No es lo mismo la decoración para un jardín amplio, que decorar un salón interior o una pequeña carpa.

Te recomiendo que le eches un vistazo al post “¿Y si llueve el día de la boda?” .

Spring shabby chic table setting on mint wooden background, top view point

Mesa de inspiración shabby chic, en tonos blanco y azul.

7.- Elige bien en que te gastas el presupuesto de la decoración. Si tienes poco presupuesto, mira opciones de hacer cosas parecidas que bajen el precio final de lo que quieres. Puedes reciclar y reutilizar muchas cosas de nuestro día para usarlas en tu decoración. Usar flores siempre embellece cualquier espacio, pero no todas las flores tienen el mismo precio. Puede que las hortensias te encanten, pero quizá puedas encontrar una flor más económica que vaya con tu decoración y quede bonita.

8.- Si la decoración se convierte en un problema es hora de parar. A veces olvidamos que el motivo de todo esto, es lo mucho que os queréis. Hay un momento en que hay que saber parar. Si discutís constantemente por cosas sin importancia, si estáis decidiendo en que tonalidad irán las etiquetas entre veinte tonos parecidos y eso os crea conflicto, es el momento de parar. Una boda pasa en un suspiro, lo importante sois vosotros, vuestra relación. La boda no es más que una parada en una casilla en el tablero de vuestra vida juntos. Lo importante es todo lo que viviréis a lo largo de vuestra vida. Es mejor disfrutar con pocas cosas, que querer abarcar tanto que acabéis agotados y discutiendo todos los días. Lo he visto muchas veces, novios estresados acostándose a las mil los días antes de la boda por terminar las manualidades, novias que no se relajan corriendo de un lado a otro el día de la boda para llegar a todas las sorpresas. Y al final, se dan cuenta de que no han tenido ni un minuto para sentir y mirarse a los ojos.

Si has llegado hasta aquí y tienes alguna duda, estaremos encantadas de ayudarte con las pequeñas cosas que te vayan surgiendo.

 

 

0 814